Limpieza Interna De Tanques GLP

Los tanques de GLP son parte importante en la infraestructura de cualquier industria. Debido a su uso extendido, es relevante que los propietarios de estos tanques sepan cómo mantenerlos en buenas condiciones. Por esta razón, es esencial que la limpieza interna de tanques GLP se haga con regularidad para prevenir problemas y mantener la eficiencia operacional. En el siguiente artículo de SEMMAQ SAC, exploraremos cómo es el procedimiento de limpieza y demás razones para ejecutarlo.

GLP: almacenaje y conservación

El Gas Licuado de Petróleo (GLP) es sin duda uno de los combustibles más utilizados en nuestro país. Esto, gracias a que ofrece muchas ventajas como, por ejemplo, el coste por kilómetro y un funcionamiento mucho más suave y silencioso, así como un nivel inferior de emisiones de gases (especialmente de partículas y óxido de nitrógeno). Ya que está compuesto principalmente de propano y butano, que son gases altamente inflamables., es necesario que sea almacenado en una infraestructura especializada que lo mantenga seguro y libre de fugas como los tanques de GLP.

Conocidos por ser recipientes cilíndricos, se emplean para almacenar grandes cantidades de gas licuado de petróleo gracias a que están fabricados generalmente de acero. Pero, más allá de ello, su limpieza es un factor imprescindible para garantizar la conservación de este hidrocarburo. La limpieza interna de tanques GLP es un proceso que se hace con el fin de eliminar la suciedad, depósitos y residuos que se pueden acumular en su interior durante su manipulación diaria. 

Razones para una limpieza interna de tanques GLP

El GLP es un combustible que se emplea como fuente de energía para aplicaciones residenciales, comerciales e industriales. A condiciones ambientales, se encuentra en etapa de vapor obtenido por un proceso de refinación del petróleo y trasladado a fase líquida con una presión mayor y menor temperatura, siendo posteriormente almacenado en grandes recipientes. Una vez obtenido, se transporta a las plantas de ensamblaje o se entrega al consumidor final. Todo ello implica el proceso habitual de trabajo, pero basta.

Debido a que son depósitos a presión diseñados para almacenar grandes cantidades del combustible gaseoso licuado, no pueden ser limpiados manualmente, ya que están llenos de gases y hay muchas áreas donde no se puede acceder físicamente. Por esta razón, el paso del tiempo provoca que se acumule en su interior toda clase de impurezas, lo que vuelve a la limpieza interna de tanques GLP una labor fundamental y obligación inevitable para mantener la calidad del combustible. 

Si bien limpiarlas también es un requisito legal, existen varias otras razones por las cuales esto se practica. Algunas de estas son:

  • Mantiene el estado de los equipos. La limpieza previene la corrosión y mantiene el equipo en buen estado, previniendo futuros problemas operativos. También puede reducir el tiempo de caducidad y los costes asociados con el tanque GLP.
  • Seguridad en instalaciones. Un tanque en mal estado puede llegar a ser peligroso. Los residuos sólidos provocan incendios o explosiones si entran en contacto con el GLP. Por ello, la limpieza garantiza que las operaciones se lleven sin riesgos.
  • Nivel óptimo de impurezas. Contribuye a mantener los niveles adecuados de impurezas en el tanque para garantizar que el producto no se contamine con la suciedad o materiales extraños durante su suministro.
  • Mejora el rendimiento. Tanques bien limpiados fomentan un mejor rendimiento del sistema, lo que puede conducir a menos fallas y problemas de seguridad. 

¿Cuál es el procedimiento? 

El objetivo final de cualquier tipo de limpieza interna de tanques GLP es eliminar las impurezas, que de otra manera podrían dañar el equipo y causar fallas en el sistema. Esto se traduce en menos producción perdida o inactiva debido a averías en el sistema causadas por la limpieza deficiente del tanque o tubería. El procedimiento de limpieza puede variar dependiendo del fabricante, pero en general se siguen las siguientes etapas: 

Aspiración de combustible

Según el fabricante, se pueden utilizar diferentes tipos de aspiradores para remover la suciedad y los residuos acumulados. Esta se realiza mediante un equipo de bombeo, que aspira el combustible limpio y aprovecharlo posteriormente. Usualmente, este se almacena en un depósito provisional y luego se vuelve a vaciar el depósito inicial, una vez limpio.

Desgasificación

Para eliminar los gases que se pueden acumular en el tanque, es necesario llevar a cabo una desgasificación. Esto se hace mediante la inyección de vapor (normalmente agua caliente) dentro del tanque para romper las moléculas de gas y liberarlas. Una vez que están libres, pueden ser evacuados fácilmente.

Aspiración de lodos

Una limpieza interna completa no es posible sin eliminar los lodos que pueden quedar en el interior del tanque. Una vez el tanque ha sido desgasificado, se procede a la aspiración y a la retirada de los lodos acumulados en el fondo del depósito. Para esto, se realiza un proceso de aspiración con limpiadores altamente eficientes que permiten remover todos los residuos y suciedades acumuladas. 

Limpieza de residuos

Esto se efectúa mediante la inyección de una solución limpiadora en cantidades controladas para asegurar que se elimine toda la suciedad acumulada. Una vez que las superficies están limpias y desgasificadas, pueden ser limpiadas mecánicamente usando un cepillo o esponja suave (dependiendo del tamaño del tanque).

Inspección del interior

Una vez que el limpiador ha limpiado todo el tanque y las tuberías, se debe hacer una inspección visual para asegurarse de que está en buenas condiciones. Es importante chequear si hay fugas o corrosión durante la limpieza del interior, ya sea por residuos químicos o mecánicos, ya que esto puede provocar futuras fallas en el sistema. 

Tratamiento de los residuos

Los residuos de la limpieza deben ser transportados a un lugar en el que se haga la adecuada gestión de residuos. El objetivo es eliminar cualquier riesgo de contaminación y garantizar la seguridad del personal y el medio ambiente. Esto puede hacerse en dos formas: a través del incinerador o el vertido directo a una planta de tratamiento. 

Contáctate con SEMMAQ 

La limpieza interna de tanques GLP debe hacerse periódicamente, dependiendo siempre del uso y el tamaño del tanque para garantizar su eficiencia operacional y prevenir futuros problemas. Normalmente, se recomienda que sea hecha al menos una vez al año, pero esto puede variar de un tanque a otro. Una limpieza regular evita que el mantenimiento sea costoso y tardado, ya que permite mantener el equipo en buen estado sin necesidad de desecharlo por completo, después de muchos años inactivo. 

Si quieres conocer más sobre la limpieza interna de tanques GLP, comunícate con nosotros dando Clic aquí o llamando a los siguientes números  (+51) 744 0553 / (+51) 947 249 122 o  (+51) 987 645 769. También puedes dejarnos un mensaje a nuestro correo ventasyservicios@semmaq.com.pe. Estamos ubicados en Calle El Rubí Nro. 1227 Urb. Los Pinares, Los Olivos, Lima – Perú. SEMMAQ SAC, estamos dónde y cuándo nos necesite. 

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *